11.11.08

Donde habita el olvido


Lo encontraron boca arriba apuntando sus ojos al cielo, un cielo sucio y desteñido por el moho y la desidia. Un halo de luz cruzaba el vértice de la habitación, parecía ser la santidad de los hombres ante la abstracción de la muerte. Era medio día en Queens Village, él con los ojos desorbitados llenos de lágrimas ya putrefactos por dos días de espera. Miles de maggots iban y venían por su cuerpo como recorriendo calles y avenidas perdidas en el tiempo.

Allí precisamente donde habita el desorden, en el péndulo inquieto del recuerdo estaba un hombre en una pieza a oscuras sin ser reconocido. La gente entraba y salía, y el olor hediondo tocaba una sinfonía amarga y desencantada. Dentro de todo ese amago, pude reconocer un suave olorcillo a láudano y azmiscle, extraña mezcla que se perdía hacia el fondo de la casa. Acababa de visitar a alguien, cuando pase por esa puerta y vi a ese hombre tendido por la ventana. Tomé el bus la Q43 que me dejó en el subway para tomar la F. Tenía en mi mente una escena extraña, un chocolate con leche seca ya por los días, una mezcla de olores absolutos, una tarjeta arrugada con un poema de Benedetti en inglés y un cuarto extraño. Donde habita el olvido, pueden transcurrir miles de enigmas en mi memoria.

Queens no es cualquier Borough, es el más grande de Nueva York, considerado por algunos como el dormitorio de la ciudad. En él se encuentran cuerpos diseminados de esperanza y tiempo. Los blues y los hip hops, el grito de unos drums al anochecer y la silueta oscura del humo oscilante. Allí al cruzar el subway por toda la vía, a una hora de Manhattan. A lo lejos mi imaginación desbordándose en lo absoluto,  la espera.

En estos momentos, estoy circunscrita a muchas decisiones sin dejar de pensar que el chocolate es mi pasión. Qué sentido podría tener una cosa con la otra? Hay millones y ninguna conexión. Para muchos son importantes los aromas a soledad e intimidad, desde tomar un chocolate caliente leyendo un libro hasta rebozar un cuerpo de deseo de puro chocolate.
Al llegar a West 4, compré uno me lo debía por la dilación del momento. Caminé algunas cuadras recordando a Benedetti con su Corazón Coraza ya tan trillado para muchos, en conjunto al chocolate esperado. De repente me encontré frente a Barnes & Noble, una gran librería de Manhattan, después de buscar entre libros,  encontré Una habitación propia de Virginia Woolf y leí que para poder llevar una vida independiente y cultivar su propia naturaleza creativa necesitas una habitación propia con cerrojo y quinientas libras al año. Seguirán sin entender que demencial escrito es éste, te diré que encontré una habitación propia muy lejos de mi ático. Podría ser una suposición demencial o la verdad. Pero esa imagen me transporto a mis nuevas decisiones.

Deberé tomar mi perfume, mi chocolate caliente y buscar otra habitación propia y dejaré que los recuerdos se esfumen por la abertura junto con la lluvia. Aquí está amaneciendo y yo gravito sobre que deberé hacer más adelante, bajo las circunstancias mirando a la l
una por la ventana. El desorden y la inmediatez del silencio me agobian, hay un síntoma de incredulidad en la esperanza.


 Sin embargo, pude desentrañar el enigma de aquel hombre; se quedó esperando durante años que ella volviera y apretando su tarjeta lo venció el peso del recuerdo. Allí en esa pequeña habitación oscura, evocó al olvido que lo escuchara como cuando ella le dijo que volvería. La espera fue larguísima y ella nunca regresó, así lo encontraron mirando el cielo detenido, porque polvo será más polvo enamorado.

(los dibujos son de Tim Burton)

Etiquetas: , , , , , ,

67 comentarios:

Blogger Lena ha dicho...

Lograr la habitación propia es muy difícil...mantenerla una guerra (sangrienta) diaria...ya no me imagino lo que será tener una seguna, tercera, o cuarta....

Me encantaría.

Jugaría al escondite.

Tendría treguas.

Timaría.

(Me gusta leerte...te escribí...)

Besitos, Guapa!

14/11/08 02:50  
Blogger Giovanni-Collazos ha dicho...

Sabes envolver al lector y meterlo en la historia...

He rescatado esta frase que me gusta, hasta podría ser un verso:

"hay un síntoma de incredulidad en la esperanza".

Es muy poético, y parte de tu relato también.

A mi también me enloquecen los chocolates.

Un saludo.

Gio.

14/11/08 03:11  
Blogger Ñoco Le Bolo ha dicho...

Apretado a una tarjeta...

¡tantas tarjetas a las que apretarse para esperar lo que que se sabe que no llegará....!

Estupendo relato. Como siempre.

Un beso... como siempre.

14/11/08 03:24  
Blogger La Habitacion invisible ha dicho...

Hola amiga,hay que encontrar esa habiatcion es cierto...yo la estoy buscando...que pena la historia de ese hombre,yo no mori en la espera pero un tiempo espere,ahora estoy buscando esa habitacion ,el chocolate caliente en invierno es lo mejor...peliculas y chocolate!
un abrazote mixha

14/11/08 05:08  
Blogger óscar ha dicho...

Joder, qué bueno, desde la primera a la última frase. Atrapas e hipnotizas, justo lo que se le pide a un gran escritor y a unos textos como los tuyos. ¡Cuánto talento desaprovechado y tanto escritor de tres al cuarto publicando! Eres buena, muy buena. Besos.

14/11/08 05:12  
Anonymous Oscar ha dicho...

"Para muchos son importantes los sabores y los aromas a soledad e intimidad, desde tomar un chocolate caliente leyendo un libro hasta rebozar un cuerpo de deseo de puro chocolate."

Esa frase me ha gustado especialmente, dos situaciones contrapuestas, cada una para un momento determinado, y ambas apetecibles.
Saludos

14/11/08 05:13  
Blogger Vanidoso ha dicho...

Buen día, es excelente la prosa y el tema que abordas, lo digo por la increible cantidad de lugares, distintos, que burlándose del los tiempos y de las formas, suelen ser cuevas y escenarios que habitamos junto al olvido, que exhibe orgulloso, su calidad de musa predilecta.

Por otra parte, siempre es más difícil olvidar, que ser olvidado, o viceversa¿?...

Saludos, me agradó leerte.

14/11/08 07:01  
Blogger PRU ha dicho...

Siempre regalando agradables pedacitos de vida, me place leerte... :)

Buen fin de semana, besos...

14/11/08 07:22  
Blogger Belén ha dicho...

Las habitaciones son así, la verdad es que para conseguir que sea propia hay que dotarla con nuestra vida, y eso es doloroso, porque no sabes si la donas o la das y no hay acuse de recibo...

A mi también me gusta el chocolate...

Besicos

14/11/08 07:23  
Blogger moderato_Dos_josef ha dicho...

algunas habitaciones tiene como vida propia y marcan tu destino o tus horas y te gustan. Que bien eso de estar en un país de otra lengua y poder desenvolverse...yo fui a New York pero mi inglés da para poco. Un saludo!

14/11/08 08:54  
Blogger Yurena Guillén ha dicho...

Antes eran sospechas, pero ahora tengo la certeza de que tenemos muchas cosas en común no sólo a Van Gogh sino también a la gran Woolf, a Benedetti, el chocolate, las ilustraciones de Tim Burton... Me ha impresionado el relato porque he encontrado muchas cosas que me gustan. Tus textos tienen algo maravilloso que aún no sé describir. Espero poder hacerlo con el tiempo.
La necesidad de una habitación propia, de un espacio propio... Ese lugar que condiciona tu existencia...

Besos

14/11/08 09:04  
Blogger LOBITO ha dicho...

Siempre me devora la impaciencia, cuando veo la lista de blogs y en mixha's no hay nueva entrada. Como siempre desde que te leo, es un intenso placer para mis sentidos...
Creo que el chocolate y las demás decisiones bien pueden ir unidos. Suelo tener pensamientos asi de chocantes y sin embargo estan cohexionados... Es que no se puede ser peculiar... en fin...
Insisto, el relato es fantástico!
Feliz finde Mixha, y un beso...

14/11/08 09:06  
Blogger Juan Cairós ha dicho...

Wow, muy bueno, cómo admiro tus letras, me encantó ésto:

Caminé algunas cuadras recordando a Benedetti con su Corazón Coraza ya tan trillado para muchos y en inglés junto al chocolate esperando.

Eres buena y aguda, una caja de sorpresas!

En cuanto tenga mas tiempo te vuelvo a comentar!

14/11/08 14:42  
Blogger el olvido imposible ha dicho...

Es difícil añadir algo a todo lo que ya te han dicho. Bueno, tus palabras tienen alma y tus pensamientos trascienden desde lo cotidiano de un paisaje urbano descrito con mirada fotográfica para sumergirte en un tiempo paralelo donde todo transcurre más despacio y está lleno de detalles que te dicen y te describen. Vas de afuera a dentro. Nunca se me dio muy bien el comentario de texto. Pero sí puedo decirte que me encanta leerte. Besos.

14/11/08 17:49  
Blogger Esteban ha dicho...

Mix:

Es hora de retomar las cosas y pensarlo a profundidad y asumir el destino sea cual fuera. Tenés mi apoyo: incondicional. Sabés esta entrada reflexiva y clara en muchas cosas, no dejás siempre de sorprenderme. La historia de ese hombre (que contás)me recuerda a la de ese"del amor en los tiempos del colera" pero más cotidiano y realista. Los chocolates son tu pasión, vos y los chocolates son juntos...lo mismo
En cuanto a la Woolf no me es de buen talante, tu conocés mi opinión, pero aqui lo decís lo de la habitación como metáfora no? eso entendí,
me gustó ese final quevedino...

un beso, cuídate y pensá las cosas

14/11/08 19:19  
Anonymous El Mirador ha dicho...

Hasta que uno más escribes chica, que ya te había perdido el rastro donde estabas, esta entrada muy tristona pero buenísima como todas.

te mudas? o sólo es poesía jaja, soy un poco duro a vces para entender algunas cosas, pero lo que escribes me gusta mucho eres muy profunda, escribes con el alma, un beso


ah, a mi también me gusta el chocolate, me uno a la lista

14/11/08 19:27  
Anonymous Anita ha dicho...

Bueno, a mi me gusta la Woolf, me impresionas, con este texto, es algo diferente a los otros, mas como diario que crónica, eres buena,

saludos

14/11/08 19:31  
Blogger Themys Brito ha dicho...

Que bueno haber encontrado este espacio. Tu relato es cautivador. Me encanta.

14/11/08 23:23  
OpenID clitemestra ha dicho...

Sentir la nostalgia y a la vez observar todo lo que está a tu alrededor, la muerte, leer un libro, comer un chocolate y el perfume de las cosas, buscando un espacio propio y sacando coclusiones en medio de todo...
me gusta tu relato que linda entre lo demencial y lo sensible,
un gusto leerte siempre
un abrazo

15/11/08 01:11  
Anonymous Amadeus ha dicho...

un buen relato con mucho chocolate y cambios, un beso

me gusto esa tinta nostalgica nueva en tu historia

15/11/08 01:27  
Blogger Reina ha dicho...

Pues ¿sabes? te entiendo perfectamente; tengo la suerte de tener (¡qué redundante!) una habitación propia co dice Virginia Wolf ( y eso que ella no es mi preferida), unos cuantos libros de Benedetti (mi..., no sé cómo explicar lo que siento cuando lo leo), leídos y releídos y me "forro" a chocolate porque me vuelve loca (hasta mi jabón, mi gel de ducha y mi crema son de chocolate), y, de vez en cuando, saco a P. Auster de las estanterías repletas de libros para pasearme por N.Y.

Un besito

15/11/08 04:01  
Blogger Clip ha dicho...

Eso de la habitación propia es la esencia de la tranquilidad, quizás sea una metáfora, en cuanto a los aromas y sabores que despiertan los recuerdos, te diré que a veces intento provocarlos, para revivir escenas.
Un beso, tu relato una maravilla de ensoñacion como todo lo que escribes.

15/11/08 06:50  
Blogger fanniiella terrorvsky ha dicho...

qué más puede pedirse uno? tus maravillosas letras, que ya por sí solas son buenas desde cualquier perespectiva, con tus metáforas, con tus miles de ideas cosidas con un hilo perfecto, y además, ilustraciones de Burton, caray!
gracias por el buen momento a mis ojos.

Un beso. que tengas un excelente finde.

15/11/08 14:56  
Blogger Diego ha dicho...

Me gustan tus historias que suenan con tantos instrumentos como una sinfonía: literatura, calles, metros, aromas... La primera parte es muy poética: "en el péndulo inquieto del recuerdo estaba un hombre en una pieza a oscuras sin ser reconocido". Qué tristeza. Un abrazo.

15/11/08 15:34  
Blogger Sintagma in Blue ha dicho...

Magnífica concatenación de metáforas.

16/11/08 06:17  
Blogger incitatüs ha dicho...

Al encuentro de habitaciones,
entre libros y tazas de humeante chocolate.
Ahí es donde solíamos buscar las tarjetas de Benetti y las lanzábamos al viento.
Mientras tanto,
seguimos buscando ese lugar
donde el olvido nos recuerda.

Saludos.

16/11/08 14:10  
Anonymous Remi ha dicho...

Allli donde habita el olvido, que hermoso verso el de Cernuda, lo usaste para inagurar esta historia hermosa llena de misterio y tristeza, qué pasa por tu mente neoyorquina?

Un besín

16/11/08 19:29  
Anonymous aisha ha dicho...

sensatez a tanta locura querida amiga, y mucho chocolate para sentir (son tus propias palabras)que las uso para ti misma...
este texto me gusto es deep como eres tu
nos vemos y un abrazote

16/11/08 21:40  
Blogger naná ha dicho...

un placer leerte! perderme entre tus letras es todo un privilegio... yo también le hice caso a la woolf y tengo un cuarto propio... con cerrojos! del chocolate mejor no hablamos...
las imagenes de tim burton le van geniales al texto y la historia me deja melancólica...
besos guapa

17/11/08 03:42  
Blogger POW ha dicho...

Siempre he admirado eso que soys capaces de hacer algunos pocos con un lápiz y un papel. Me imagino que está al alcance de pocos escribir bien, pero ser capaz decrear historias, es lo más bello que nunca he soñado poder hacer.

Besos sincerados

17/11/08 16:37  
Blogger Fiore ha dicho...

Profunda historia....

y quería agradecerte por las buenas vibras para mi abuelito, está estable ya subío a piso, aún sigue en el hospital pero se siente mucho mejor

bsos!

17/11/08 16:52  
Anonymous Pato ha dicho...

chocolate y melancolía, sois la ostia! nos leemos, vale
un abrazo

17/11/08 18:34  
OpenID versionscelestes ha dicho...

Los olores se mezclan se confunden, como en toda ciudad...

Esos miles de mujeres y hombres durmiendo por las calles, esas miles de personas son el reflejo de como actua este sistema, nuestros sistemas.

Muy buen texto Mixha.

Besos de

Versions Célestes

17/11/08 18:52  
Blogger cuatropelos ha dicho...

El hombre esperando a que ella regrese me ha dejado "tocado". Ese tipo de cosas me afectan mucho emocionalmente...aunque nunca me han pasado me parece muy muy romántico.

Enhorabuena por la entrada, fantástica :·)

18/11/08 06:26  
Blogger JuanR Cuchhi ha dicho...

le das tal profundidad que cuando acabas de leer te sientes la Historia...es un placer ahogarse en tus letras y renacer hecho de letras para ser la herramienta de tu Designio.

besos.

18/11/08 08:10  
Blogger Miguelo ha dicho...

hola! he estado curioseando tu blog y me gusta mucho. me pasare para leerte!

besoss

18/11/08 13:33  
Blogger Jordim ha dicho...

Gran blog, volveré por aquí..

18/11/08 18:10  
Blogger [...Vanessa...] ha dicho...

Hay tantas cosas que uno espera en la vida... tantas acciones como personas, cosas que jamas llegan pero que aun asi se mantienen las esperanzas...
uff
que bello textoo
y las imagenes...
TIM BURTON!
gran director!!
^^

cuidate
que estes bien

adios
=)

18/11/08 19:53  
Blogger Wilde ha dicho...

Sentir algo como propio también me huele a esperanza no? Al final todo sucede dentro, lo demás solo son medios para llegar ahí. La habitación está dentro de nosotros mismos, aunque rara vez seamos conscientes. Quizás sea complicado olvidar, pero se puede, es más, no se muere ... (creo)

19/11/08 04:48  
Blogger Juan Cairós ha dicho...

Esta vez me paso para decirte que eres increible!

Un abrazo lejano!

19/11/08 07:35  
Blogger Kiko ha dicho...

Mmmm... Me encanta la convinación de Bendetti con chocolate y pesadilla antes de navidad de fondo. Profunda y bonita historia.

19/11/08 11:20  
Blogger mammamia ha dicho...

Hola,mujer del otro lado del Universo,se nota que por esos lares hay buenas vibraciones,genial el relato.
¿sabias que Luis Cernuda tiene un poema con el mismo título, y al que Enrique Morente le ha musicado maravillosamente? Aquí te lo dejo:

Donde habite el olvido,
En los vastos jardines sin aurora;
Donde yo sólo sea
Memoria de una piedra sepultada entre ortigas
Sobre la cual el viento escapa a sus insomnios.
Donde mi nombre deje
Al cuerpo que designa en brazos de los siglos,
Donde el deseo no exista.
En esa gran región donde el amor, ángel terrible,
No esconda como acero
En mi pecho su ala,
Sonriendo lleno de gracia aérea mientras crece el tormento.
Allí donde termine este afán que exige un dueño a imagen suya,
Sometiendo a otra vida su vida,
Sin más horizonte que otros ojos frente a frente.
Donde penas y dichas no sean más que nombres,
Cielo y tierra nativos en torno de un recuerdo;
Donde al fin quede libre sin saberlo yo mismo,
Disuelto en niebla, ausencia,
Ausencia leve como carne de niño.
Allá, allá lejos;
Donde habite el olvido.
Saludos Flamencos,Sentíos y Jondos

19/11/08 11:44  
Anonymous Damián ha dicho...

Lo primero que me vino a la mente al leer su título, es una canción del maestro Sabina que se titula del mismo modo.
Nada que ver, entendí al leerle. He podido disfrutar del gran descubrimiento que ha sido conocerle a usted y a su espacio
Un abrazo enorme cargado de toda mi admiración

19/11/08 12:05  
Blogger alittlepainagain ha dicho...

Este relato ha sido incrible. No suelo encontrar cosas como estas tan buenas. He disfrutado mucho leyendolo! Y las fotos de Tim Burton ya lo clavaban. Seguiré leyendo, aber que encuentro. Besos.
A.C.

19/11/08 13:59  
Blogger JOHAN BUSH WALLS ha dicho...

Vine, vi y leí. Me gustó, volveré.

Salú pue.

19/11/08 14:51  
Blogger Gargola ha dicho...

Melancolía y desconsuelo, sentimientos universales expresados de una forma personal y cercana. La cadencia de tu cuento va envolviendo hasta el desarrollo final, de un lirismo acaparador.
La tristeza, a veces deja el sabor del chocolate...
Besos

19/11/08 17:23  
Blogger Buen piper ha dicho...

Paso a saludar y agradecer su comentario en mi espacio.Tomo nota y la agrego a los blogs que reviso regularmente.

Un saludo y buen texto

19/11/08 19:17  
Anonymous caminante ha dicho...

el chocolate y el deseo.. por momentos nostalgico con un final poético, me gustó tu blog regresaré

19/11/08 21:24  
Blogger Raúl ha dicho...

Gracias por tu comentario Mixha.
No no forma parte de película alguna pero, como la mitad de mis entradas, ésta si que nace desde el pretexto de una película de cine clásico. En este caso, estamos hablando de la mítica "Red River"

20/11/08 05:22  
Blogger Fiore ha dicho...

Pasaba para dejar un bso

mua!
BSO

20/11/08 22:44  
Blogger TENGO EL CORAZON ROTO ha dicho...

Saludos y bonito tu blog!!!!

Buen finde...

21/11/08 04:48  
Blogger MeRieM ha dicho...

Corazón coraza… cuantas veces y a cuanta gente habrá acompañado ese poema, a mi entre ellas, las decisiones, el chocolate, la nostalgia y el amor…
Una combinación explosiva a veces.
Un beso.

21/11/08 14:36  
Blogger Clarisa Vitantonio ha dicho...

Mixha, he visto por otros blogs. Y curiosendo he entrado, y ha sido gratificante. Un relato precioso, que bueno descubrirte.
Un abrazo
Clarisa

22/11/08 08:33  
Blogger Diego ha dicho...

¿Dónde estás, amiga quevediana? Espero volver a leerte pronto. Un abrazo.

22/11/08 19:44  
Blogger Mrs. Chinaski ha dicho...

"se quedó esperando durante años que ella volviera y apretando su tarjeta lo venció el peso del recuerdo."

me parece sublime!!

me encantan tus historias..tienen una mágia especial que te enganchan letra a letra.

Un gusto Mixha!

22/11/08 21:48  
Blogger arnand ha dicho...

Es una delicia pasar a leerte.
Bs

23/11/08 19:43  
Blogger Rodrigo ha dicho...

Que excelente forma de narrar, me quedé pegado a la historia, realmente excelente.

un saludo

25/11/08 10:52  
Blogger Raúl ha dicho...

Más allá de la calidad de tus textos, éstos se convierten para un turista aficionado como yo, en una verdadera guía de esa ciudad que tan parsimoniosamente describes.

27/11/08 05:38  
Blogger sibenik ha dicho...

IMPRESIONANTE. ACOJONANTE. TE ENVIDIO. ENVIDIO TU MANERA DE ESCRIBIR, DE SENTIR Y DE HACERME SENTIR. HE ESTADO A PUNTO DE LLORAR CON TU RELATO. IMPRESIONANTE. TIENES MAGIA EN LOS DEDOS.

27/11/08 06:32  
Blogger Sergio Nieto ha dicho...

para mi es importante mas lo auditivo y luego lo visual, pero al pareser no eh encontrado mi habitacion propia.
sin embargo eh esperado, y ya muchas veses, es terrible, pero lo mejor ante todo es ser sincero con uno mismo.

me encanta como escribes

28/11/08 15:14  
Blogger Antón Abad ha dicho...

Está decidido, haré como con Fernando Pessoa u Oliverio Girondo, dosificaré la remontada de sus entradas, para prolongar el placer que me producen...just in case.

8/12/08 05:43  
Blogger Felipe ha dicho...

En tu soledad, mil palabras te traerán mundos paralelos separados por océanos...
Felipe
http://felipe-palabrasenlibertad.blogspot.com/

16/12/08 11:56  
Blogger E. Dedalus ha dicho...

"Para muchos son importantes los sabores y los aromas a soledad e intimidad, desde tomar un chocolate caliente leyendo un libro hasta rebozar un cuerpo de deseo de puro chocolate."

Precisa esa correspondencia maravillosa; llena de placer y erotismo.

16/1/09 17:04  
Anonymous Luis Alberto ha dicho...

Me encantó esta entrada
saludos

2/3/11 17:50  
Blogger NN ha dicho...

Había leído algunas crónicas tuyas del año pasado, pero supongo que esta es más antigua. POrque no la conocía. Es muy poética Michele, ahora comienzo a conocer el otro lado de tu trabajo creativo, es una gran prosa poética, que bien que lo pusiste, relaxing es bueno para la salud, necesitas aire, un abrazo siempre

17/8/11 16:57  
Blogger renzo ha dicho...

Yo tampoco la conocía.
Es larga pero valió la pena leerla. Me dan ganas de conocer Nueva York, a pesar de la historia que relatas. Me viene a la mente chocolate y fresa al leerte...
Decisiones? hay que pensarlas mucho. Me gusta mucho esta crónica donde recorres Nueva York describiendo una parte de la ciudad mezclando intimidad, pasión, desamor y violencia.
Y el anciano que se quedó solo esperando a la mujer de sus vida, solo y sin esperanza, excelente crónica,

besines

17/8/11 17:01  
OpenID mariateresavld ha dicho...

Increíble está crónica es muy hermosa, llena de sensualidad y desamor. Me encanta la imagen de ese anciano esperando el amor y al último párrafo nos cuentas que se murió solo pero esperanzado, es muy triste pero real. Esa soledad que embarga a muchos viejos solitarios que viven de la esperanza en un lugar como Nueva York,
una crónica poética, un beso

17/8/11 17:05  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal